¿Y si empezamos a usar LibreOffice?

En estos tiempos, Google es la mayor competencia de Microsoft Office, pero LibreOffice también gana por méritos propios ese derecho de que lo consideren una competencia directa. Es una suite de ofimática completamente gratuita y de código abierto que está siendo durante años la favorita de todos los usuarios amantes del software libre y sistemas basados en Linux, aunque se puede instalar en multitud de sistemas operativos.

 

Ideas preconcebidas sobre el LibreOffice

Debo reconocer que era uno de los que usaba siempre Microsoft Office, el Word, el Excel, el PowerPoint, seguramente por comodidad, por miedo a lo diferente, pero después de realizar un curso de LibreOffice (de formación por parte de la Universidad de La Laguna, cuyo profesor fue Jacob C. Rodríguez Torres) debo decir que me cambió la visión al respecto, y me apetece contarla por si pueda servir a alguien para al menos dar una oportunidad al LibreOffice. Comienzo nombrando que las aplicaciones cambian el nombre, el Word  se llama Writer, el Excel de llama Calc, el PowerPoint se llama Impress, y una gran utilidad de funciones como es Math para crear y editar funciones, pues bien, el cambio prácticamente se basa en lo dicho, en el nombre, porque una vez trabajas con ella prácticamente es lo mismo, o incluso mejor, ya que en LibreOffice tenemos más utilidades, opciones y extensiones, y no tenemos que pagar licencias que también es muy importante.

Aspectos muy útiles que facilitan la manera de trabajar, pues estar redactando un documento, y poder dar un click automáticamente y nos pase el documento a pdf, agilizando el tiempo. Otro aspecto, la capacidad, ya que la suite de LibreOffice con todas las aplicaciones apenas nos ocupa espacio, mientras que, Microsoft Office, al menos en mi caso como usuario de Mac OS X, sólo el Word ocupaban casi 2GB, el Excel igual, por lo cual, mi disco SSD se ha visto muy aligerado gracias al LibreOffice. Otro aspecto a valorar, que nos puede resultar muy útil, son las plantillas online que podemos usar, incluso editar, al tratarse de material libre, creado por millones de usuarios, que si un día no tenemos la inspiración o queremos coger ideas, podemos hacer uso de ellas.
Por todo ello, animo a todo estudiante, a que dar la oportunidad al Software Libre, en este caso al LibreOffice, ya que comprobarán que no es tan diferente, ni tan complicado, sólo es dedicarle unas horas, adaptarse a la interfaz y la idea que tenemos será muy diferente después. Si quieres puedes consultar mas información específica de las diferencias entre Microsoft Office y LibreOffice.
¡¡Usemos Software Libre!!

Una respuesta a “¿Y si empezamos a usar LibreOffice?”

  1. Alejandro Jimenez Castro

    Yo me apunto a la iniciativa ya he empezado con open office

    Responder

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.